Whatsapp de apoderados en colegios: Qué hacer para no morir en el intento

Whatsapp de apoderados en colegios: Qué hacer para no morir en el intento

14 Marzo 2019

Los grupos de conversaciones nacen con una buena intención o un objetivo común, que es mantenerse al día con la vida escolar de nuestros hijos, pero también corren el riesgo de ser un foco de conflictos. 

Equipo El Repuertero >
authenticated user Editor

Con el inicio del año escolar, los smartphones de muchos padres empiezan a integrarse a distintos grupos o chat de conversaciones cuya “alarma” suena varias veces al día, hay mensajes que llegan a horas inesperadas, hay mensajes que se pueden malinterpretar o se abordan temas que no tienen nada que ver con el ámbito escolar. 

Sabemos que el uso de WhatsApp es el método de comunicación más rápido y eficaz que hay en estos días, ya que es el sistema ideal para comunicar informaciones importantes acerca de los intereses de los niños o de cualquier ámbito. 

Hoy, estos chats de conversaciones -principalmente de apoderados de colegios- son muy útiles, de hecho distintos estudios señalan que esta red social es la preferida por los chilenos  que ocupan varias horas al día para comunicarse por esta vía. 

Este tipo de grupos son usados principalmente por mamás, quienes sienten que están aún más conectadas con las actividades académicas, por ello el uso correcto y apropiado de estos espacios es uno de los aspectos más importantes, situación que no se da fácilmente. 

Para enfrentar la activación de su grupo de whatsapp en el comienzo del año escolar, el sicólogo y académico de la escuela de Psicología de la UBO, Rodrigo Pereira, entregó una serie de recomendaciones que ayudarán a enfrentar mejor esta constante comunicación y a sufrir menos: 

  1. Horarios de uso:  todos sabemos que los horarios muchas veces son muy distintos de acuerdo a nuestra actividad laboral. No obstante hay que tener un poco de sentido común en estos, por lo que se recomienda se usen de 8 am hasta las 21 horas, que son horarios razonables.

  2. Silenciar el grupo: mucha veces estos se encuentran saturados de información constante, por lo que los avisos de alerta pueden llegar a ser fastidiosos y obviamente el nivel de batería disminuirá considerablemente.

  3. Información clara y precisa: enviar la información de manera acotada, entendible, no ser reiterativos y muy extensos en una misma información. 

  4. Incluir participantes: algo que casi nunca se realiza, es consultar al posible participante si quiere ser parte o no del grupo. Lo fundamental es consultar antes, ya que hay muchas personas que son reacias a estas conversaciones electrónicas y tienden a molestarse cuando se les incluye sin preguntarles; además les cuesta trabajo abandonar el grupo por el qué dirán.

  5. Exceso de emojis: los excesos de emoticones tienden a confundir y malinterpretar la información, muchas veces de manera negativa. Su uso es positivo, pero en extremo se da para mal interpretaciones y situaciones extrañas para algunos participantes dentro del grupo.

Imagen: Huawei / Agencia Uno