Ollas comunes en Llanquihue: la iniciativa que realmente ayuda a terminar con el hambre

Ollas comunes en Llanquihue: la iniciativa que realmente ayuda a terminar con el hambre

03 Julio 2020

Mientras denuncian la poca colaboración del Gobierno, en Llanquihue los vecinos se han organizado para ser ellos mismos los que van en ayuda de otros.

Camila Werner >
authenticated user Editor

La pandemia por coronavirus ha dejado en evidencia no solo la precarización en la que vive muchísima gente en nuestro país, sino algo muchísimo más grave que va de la mano con la pobreza: la gente está pasando hambre. A pesar de las cajas de alimentos impulsada por el gobierno, la ayuda no ha llegado a todos los necesitados, quienes han denunciado más de una vez en distintas comunas de Chile, revisar el mapa de registros de hogares para que dichas cajas lleguen realmente a todos los rincones que lo necesiten.

En Llanquihue, como en otras comunas en el sur de Chile, las ollas comunes se han vuelto populares, con el fin de ayudar a los vecinos a extinguir sus necesidades básicas: el hambre.  Bajo la consigna de “Solo el pueblo ayuda al pueblo”, la Mesa de Unidad Social de Llanquihue ha logrado sostener en dos sectores de la comuna, ollas comunes que alimentan a más de 250 personas a la semana, entre ellos adultos, mayores, pobladores de toma, cesantes y toda persona que lo requiera.

“Busco colaciones para mis vecinos, la mayoría cesantes y adultos mayores que no han recibido ningún bono del Gobierno y esas pensiones todos sabemos que son insuficientes. Si uno no se une con los demás vecinos, ellos no tendrían que comer, así de simple porque no les alcanza con la plata que reciben, con esto por lo menos tienen seguridad que hoy almorzarán porque no se sabe si al otro día van a tener”, dice Daniela Cabero, vecina del sector.

Los habitantes que necesiten comer se inscriben a través de las Juntas Vecinales y son convocados a la alimentación a través de afiches y páginas de Redes Sociales. El Club Deportivo Ferroviarios de la Comuna ha facilitado su Sede para la operación, resguardando de esta forma las medidas de higiene que se requieren en tiempos de crisis sanitaria.

María Cano, Dirigente Social de Llanquihue señala que “decidimos instalar la Olla Común porque la necesidad es muy grande en la ciudad y en todo Chile, es una forma de apoyar la gente que está indefensa parece que sólo al pueblo le interesa lo que está pasando. Desde el 24 de junio que estamos haciendo la actividad la gente nos dice que tiene hambre y no tienen ningún tipo de ayuda. Además de esta olla común hay otra operando con la ayudas de Juntas de Vecinos, Clubes de Adulto Mayor, que también dan de comer a 130 personas y funciona los días viernes y domingos, por la misma razón se instalará otra olla común más en Pellines, porque incluso en el sector hay una toma y la situación es muy dura. La gente es bastante solidaria y nos entregan harta ayuda social”.

Mientras los vecinos dan toda la ayuda posible, se espera a que el Gobierno no sea indiferente, porque si hay algo que no puede seguir esperando, es el hambre.