La pandemia por Covid en Chile y el cuidado de los hijos: la importancia de compartir los roles

La pandemia por Covid en Chile y el cuidado de los hijos: la importancia de compartir los roles

16 Junio 2020

La crisis sanitaria  por el Covid 19 ha venido a agudizar un problema que siempre ha existido en Chile y en muchas otras sociedades del mundo que es quién cuida a los hijo(as).

Sandra Ramírez >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Desde antes de la pandemia por coronavirus esta era una actividad delegada al género femenino: las mujeres que no trabajan fuera del hogar son las que están a cargo de los niños y en su gran mayoría las que trabajan en forma remunerada también, solo delegando esta responsabilidad durante parte de la jornada diaria, a las educadoras de párvulos y a los establecimientos de educación básica.

Debido al confinamiento, muchas mujeres están realizando su trabajo en forma telemática, desde el hogar, cumpliendo horarios y metas, muchas haciendo clases, sintiéndose sobrepasadas, angustiadas y estresadas por cumplir en todos los ámbitos de su vida. Es cierto que muchos hombres también, pero la ejecución de las actividades como el cuidado de hijos, acompañamiento en las tareas escolares, cocina y aseo del hogar pareciera seguir estando a cargo, en su gran mayoría, de mujeres.  En los hogares monoparentales donde la jefe de hogar es mujer, esta situación es aún más crítica.

Pero que pasa en nuestro país, ¿será muy difícil para el hombre chileno proveedor tener las condiciones laborales para cuidar a los hijos, llevarlos a los controles médicos, vacunas, etcétera? Veamos qué pasa.

A partir de septiembre de 2005 el padre puede hacer uso de su permiso remunerado de 5 días posteriores al nacimiento de un hijo o hija. Según estudios estadísticos, solo 2 de cada 10 hombres en el país hacen uso de este permiso.

El 17 de octubre de 2011 entró en vigencia el post natal parental : se sumaron 12 semanas más al reposo post natal que antiguamente era de 12 semanas, en total 24. Dentro de esas 12 semanas de reposo parental extendido, la madre puede traspasar 6 semanas al padre del niño para que quede a su cuidado. Al año 2018 menos del 1 % del total de los hombres trabajadores chilenos que habían sido padres, hicieron uso de este beneficio.

¿Qué más hace falta en nuestro país para que los hombres se integren voluntariamente a la tarea de cuidar a los hijos? ¿Habrá desconocimiento de que también son beneficiarios de estos permisos laborales respaldados por la ley? ¿Será que necesitamos comprometer al hombre desde el embarazo para incentivarlo a usar el post natal parental y así compartir roles en la maravillosa pero agotadora crianza de los hijos?

Habrá que ver qué sucede cuando termine la pandemia. Tal vez el estar confinados en casa, en familia, trabajando y compartiendo el cuidado de los niños hará pensar a los maridos o parejas en lo importante que es compartir roles y que la crianza es una tarea compartida.