Entérate de los daños que produce el invierno en la piel

Entérate de los daños que produce el invierno en la piel

14 Junio 2013

Conocemos muy bien los cuidados que debemos tener con nuestra piel en verano, pero nos olvidamos de estos cuidados en invierno. Los cambios de temperaturas bruscos, la contaminación y el frío son factores que causan estragos en esta época del año, produciendo algunas enfermedades.

Chile y el Mundo >
authenticated user Corresponsal

Siempre se habla de los estrictos cuidados que debemos tener en verano para que nuestra piel no sufra inconvenientes. Sin embargo, en invierno caemos en un relajo al considerar que esta estación es inofensiva para nuestra piel. Graso error.

El Dr. Cristian Vera, dermatólogo de la Sociedad Chilena de Dermatología, señala: "En invierno la piel se encuentra expuesta a varios factores agresivos: El frío, el viento, la calefacción de las casas, la intensa contaminación y, por muy raro que parezca, a los rayos UV que siguen afectando la piel".

Una de las patologías que pueden aparecer en invierno son los sabañones "Los cuales son una inflamación en los pequeños vasos sanguíneos bajo la piel, acompañada de prurito y dolor, producida por el efecto repetido o prologado del frío o la humedad. Afecta a un reducido número de partes del cuerpo, especialmente pies, manos, dedos, nariz y orejas". Explica el dermatólogo de SOCHIDERM.

Si bien es cierto que en invierno las personas transpiran menos, el uso abusivo de ropa  y de calefacción pueden generar sudoración excesiva, y por ende micosis (hongos) en diversas partes del cuerpo.  El especialista también nos indica  “que hay que preocuparse de secarse bien el cuerpo al salir de la ducha o luego de hacer ejercicio ya que la combinación de humedad y abrigo puede traer complicaciones a la piel. Las personas con piel más sensible “deben evitar el uso de polar, lycra o lana ya que producen resequedad y reacciones alérgicas”.

Las estufas y lugares calefaccionados, en épocas de frío, son recurrentes. Estos, “generan una disminución de la humedad ambiental y por ende resecan mucho nuestra piel”. En este sentido, la hidratación resulta importante “hay que consumir por lo menos dos litros de agua al día” enfatiza el  Dr. Vera. Si bien el frío de la época no nos hace tener tantas ganas de tomar agua, podemos suplirlas por infusiones de hierbas o cualquier líquido caliente.

Si vas a realizar actividades al aire libre, es muy importante proteger la cara del frío y del sol, protegiéndola con bloqueador aunque esté nublado. Los rayos UV no pierden su acción en invierno, se mantienen poniendo en riesgo la salud de este órgano.

Es importante, dejar claro que “las pieles normales o grasas soportan mejor el frío que las pieles secas o sensibles, las que necesitan una mayor protección y más cuidados” concluyó el Dr. Vera. 

Ante cualquier duda, la Sociedad Chilena de Dermatología recomienda asistir a un dermatólogo, además de hacer un chequeo de la piel al menos una vez al año. Más información visite el sitio web www.sochiderm.org.