El estremecedor relato de mujer que fue atacada con un hacha: "Él me cag... la vida"

El estremecedor relato de mujer que fue atacada con un hacha: "Él me cag... la vida"

15 Agosto 2019

Ante la libertad de su agresor, Mirsa Ojeda decidió exponer su caso.

Equipo El Repuertero >
authenticated user Editor

Las redes sociales y los chilenos se han conmocionado ante el duro testimonio que decidió revelar Mirsa Ojeda, víctima de una agresión con un hacha por parte de su vecino, José Zúñiga.

Ver también: Mujer que fue atacada con un hacha tomó drástica decisión: Publico fotos de sus heridas en Facebook

Según consignó Radio Bio Bio, la mujer de 31 años invitó a su vecino a compartir en su casa, sin embargo este habría intentado besarla a la fuerza, dando paso al ataque.

“Mis hijos se fueron a dormir y él intentó propasarse conmigo, yo lo eché de la casa… él se fue enojado, pero enojado mal”, explicó Ojeda, agregando que ya de madrugada volvió acompañada de un supuesto vecino, testigo de la brutal agresión que recibió.

"Al abrir la puerta lo veo a él con el sobrino y de ahí no sé más… hasta que desperté como una hora y media dos horas después totalmente ensangrentada, me faltaban los dedos… me sacó una lonja de cráneo con el hacha, yo no sabía qué me había pasado porque, ni siquiera yo sabía con qué él me había atacado", expresó al medio.

Fue en ese contexto cuando se percató que no tenía fuerzas para levantarse, por lo que despertó  a su hijo de 11 años y le pidió que llamara a emergencias, luego de pasar más de una hora perdiendo sangre.

Fue el niño quien dio con Carabineros y bajó a buscar a los funcionarios -que no daban con la vivienda-, además de detener la hemorragia que afectaba a su madre. Producto de la golpiza, la mujer perdió parte dos de sus dedos.

Pese a toda la situación y a la denuncia realizada en contra de Zúñiga por lesiones graves y mutilación, el agresor de Mirsa fue dejado en libertad, gracias a una medida del Juzgado de Garantía. Ante esto, la víctima decidió contar su historia, publicando sus lesiones en su cuenta de Facebook, medida tras la cual el hombre volvió a prisión preventiva hasta que culminé la investigación y el proceso judicial.

"Mi vida ha cambiado en un 100%, a mí él me cagó la vida, me hizo pebre porque yo tenía un trabajo estable, estábamos bien, arrendaba una casa sin mayor problema. Tuvimos que dejar todo botado por esto que me sucedió (…) perdí todo, estoy ahora comenzando de cero… yo no puedo cocinar y si lo hago lo hago con mucha dificultad, me paso a quemar porque no puedo agarrar la olla, tengo una sola mano… entonces yo ya no soy la misma de antes", reveló, agregando que no sabe cómo volverá a pagar el arriendo de su casa tras perder los beneficios estatales. De momento se encuentra con familiares, como medida de protección de la Fiscalía.