Ingreso Familiar de Emergencia y la tozudez del gobierno: es necesario garantizar condiciones básicas dignas

Ingreso Familiar de Emergencia y la tozudez del gobierno: es necesario garantizar condiciones básicas dignas

15 Mayo 2020

Para poder cumplir con la cuarentena total en la Región Metropolitana se hace urgente que el gobierno garantice condiciones mínimas para que las personas puedan quedarse en sus casas.

Giovanna Moreira >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

En nuestra región tenemos un 6,6% de desempleo, además de un 28% de informalidad laboral, a esto se debe sumar el aumento de quiebre de empresas y personas. Desde este escenario las iniciativas impulsadas por el gobierno han sido insuficientes, alejadas de la realidad, además de no escuchar a la sociedad civil o instituciones expertas. La tozudez con la que han tomado decisiones ponen en peligro nuestras vidas. Porque hoy quedarse en casa es un privilegio, cuando debería ser una opción para todos y todas.

Hoy es cuando necesitamos la protección del Estado, una protección urgente, un esfuerzo mayor al proyecto de ingreso familiar de emergencia, que se burla de los más vulnerables, y juega con una necesidad tan básica, ¿quién puede costearse la vida con $65.000 al mes? en un país donde todos depende de nuestra capacidad de pago. Esta medida obliga a los hogares más vulnerable del país a vivir con un sueldo de hambre, empujandolos a buscar otro ingreso, a poner en peligro su vida y la de sus familias. Claramente no tienen la opción ni tranquilidad de quedarse en casa. Además de olvidarse del resto de la población, que si ya no se encuentra sobreendeudada, lo terminará estando para poder subsistir.

En estos tiempos de incertidumbre necesitamos sacar lo mejor de nosotros, que el centro sea la vida por sobre lo económico, necesitamos una política desde la solidaridad, el diálogo y la humildad, con sentido de realidad, con medidas que protejan el bienestar de todos y todas. Necesitamos que se asegure el derecho básico a la sobrevivencia, y que garantice la dignidad básica de las personas.