Fuerte y claro: Nunca debemos relativizar ni justificar al agresor

Fuerte y claro: Nunca debemos relativizar ni justificar al agresor

03 Junio 2020

Preocupa profundamente que una campaña que gira en torno a las distintas realidades de la violencia de género, invisibilice a la mujer en su relato; sin voz, sin acción, sin injerencia y finalmente donde se relativiza y victimiza al agresor.

Paula Arriet >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

La noche del domingo el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género (SERNAMEG) , lanzó una campaña bajo el hashtag #cuentaconmigo, donde difunde un video  en el cual  el protagonista es un hombre adulto mayor que relata tener una nieta que ha sido agredida por su pareja, este hombre a  través de una carta manifiesta a su nieta arrepentirse de haber agredido  a su esposa ya fallecida, escribiendo:  “Me duele el alma lo que te pasó, quizá la vida me está castigando por lo que le hice a tu abuela”. Historia que el mismo Ministerio afirma estar basado en un testimonio real de la región de Los Lagos.

Preocupa profundamente que una campaña que gira en torno a las distintas realidades de la violencia de género, invisibilice  a la mujer en su relato;  sin voz, sin acción, sin injerencia,  donde se insinúe que la violencia que recibe su nieta es un cierto castigo para él, donde  exista  aporte sobre información relevante para actuar frente a  estos casos,  y finalmente donde se  relativiza  y victimiza  al agresor.

El video emitido tiene un mensaje errado que confunde a la población, ya que la historia se narra desde el punto de vista del agresor como víctima, en lugar de apuntar a las mujeres agredidas. Aún más  en el contexto del confinamiento donde han  aumentado estos casos y la tanto la comunicación como las redes de apoyo se ven dificultadas. 

En Chile Al 30 de mayo  de 2020, se registran 15 femicidios consumados y 43 femicidios frustrados. Con estas cifras no podemos tener dobles interpretaciones, ni mensajes que confundan, nunca se debe relativizar ni justificar al agresor.