Absolución para las 5: Tocan a una, tocan a todas

Absolución para las 5: Tocan a una, tocan a todas

15 Febrero 2021

“Absolución para las 5” es la consigna que se levanta para liberar a las 5 mujeres activistas que arriesgan 3 años de cárcel por exigir justicia ante el caso de lesbofeminicio de Nicole Saavedra.

Miguel Angel Ma... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

El 25 de junio del 2016 la joven Nicole Saavedra de 23 años apareció muerta en la localidad de Limache, luego de desaparecer por una semana. Días previos fue vista por última vez en el paradero con la intención de tomar micro para regresar a casa; donde fue secuestrada, violada, torturada y asesinada, siendo abandonada en un sitio eriazo.

En octubre del 2020 es identificado el conductor de micro Víctor Pulgar Vidal como sospechoso del crimen de odio, al ser identificado, este se encontraba en prisión preventiva por un secuestro con violación de una adolescente, suceso que ocurrió meses después del crimen de Nicole, cabe destacar que el sujeto ya tenía una denuncia por violación a otra adolescente en el año 2014.

Familiares y amigas se enfocaron en la búsqueda de Nicole y en exigir justicia ante la lentitud de la investigación, evidenciando un sistema inoperante que por más de 3 años tuvo a varios fiscales a cargo del caso. Lo que llevo el 22 de junio del 2019 a María Bahamondes (prima de Nicole), Emperatriz Godoy, Jael Bósquez, Karen Vergara y Caterina Muñoz a realizar una toma pacífica de la Fiscalía de Quillota, como acto de protesta y presión, a raíz de esto fueron criminalizadas bajo los cargos de daños y desórdenes públicos, arriesgando el día de hoy a 3 años de cárcel.

Este 14 de enero se realizó la audiencia de preparación del juicio oral siendo esta agendada para el día 23 de febrero. Las colectivas Feministas interpelan al Estado diciendo: “Si tocan a una, tocan a todas” “No somos solo 5” “Absolución para las 5”.

Para las disidencias sexuales nos queda un sabor amargo el hecho de que se criminalice a quienes exigen justicia y se figure esto como un delito, da cuenta de un sistema que replica el odio y lo institucionaliza, además de reflejar un aparataje que no le da la importancia a los casos de violencia de género y crimines odiantes, no es posible que se formalice la búsqueda de justicia, incluso tras la muerte continua la vulneración de parte del Estado, el abandono a aquellas identidades y cuerpos que no tienen la misma valoración para el sistema, dando respuesta con persecución y castigo, son claras señales de un Estado heternormativo y patriarcal; donde seguimos siendo las hijas e hijos no queridos, por esto la disidencia sexual exige la “absolución para las 5”.

Que la memoria se convierta en rebeldía.

Imagen: Instagram/Clara Carrasco