Un museo para Monteverde: poner en valor lo nuestro

Un museo para Monteverde: poner en valor lo nuestro

03 Agosto 2020

Incluso siendo conservadores, Monteverde es sin duda un sitio arqueológico que se perfila como unos de los más importantes del poblamiento en toda América.

Álvaro Retamales >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Hace unos días, apareció en un medio de circulación nacional una extensa entrevista al profesor Tom Dillehay, antropólogo estadounidense radicado en el sur de Chile, quien descubrió en los años setenta el sitio arqueológico de Monteverde al mundo. Este sitio arqueológico ubicado entre Puerto Montt y Nueva Braunau, consiste en el hallazgo de un sistema de asentamientos humanos con una antigüedad que data más de 15.000 años antes del presente. Incluso siendo conservadores, es sin duda un sitio arqueológico que se perfila como unos de los más importantes del poblamiento en toda América. Junto con lo anterior, han sido encontradas sobras de algas y piedras propias de la costa, por lo que es muy probable que navegaran desde el Estero Chinchihuapi por el rio Maullín hasta su delta, en búsqueda de recursos marinos. No es una cosa menor. La presencia de fauna extinta, asociada a fogones y estructuras habitacionales, dan cuenta de un grupo de pioneros, unos verdaderos adelantados que habrían llegado tempranamente por estas tierras sureñas.

“Por lo general, en estos sitios tempranos de la Edad de Hielo se encuentran piedras y huesos de animales, a veces, algunos rastros, como un brasero o fogón, pero no se encuentra el rango tan amplio de materia orgánica que nosotros hemos encontrado en ‘Monteverde 2’, que tiene fecha de 14.500 años atrás. No se encuentra nada como esto en el mundo, es muy raro” comenta el profesor.

Sin duda alguna estamos en presencia de uno de los hitos históricos más importantes de Patagonia y todo Chile, elementos muy sagrados de nuestra existencia en este continente, que están ahí y no hemos hecho nada al respecto. Resulta doloroso leer al profesor Dillehay expresando su frustración. En 40 años del hallazgo arqueológico, la voluntad regional no ha sido nunca en favor de la creación de un museo en el sitio de Monteverde. No deja de llamar la atención, sumado a la bronca que da.

¿Por qué no hemos sido capaces de crear un museo de sitio en Monteverde? ¿Qué es lo que debemos hacer para que el lugar más determinante del poblamiento americano en Chile sea reconocido y puesto en valor como se debe? A menos que el propietario lo done a la ciencia, cosa que es poco probable, si bien no imposible, imagino que lo primero es la administración del espacio. Lo lógico sería entonces que el Estado expropie al propietario, pagando un precio justo por el campo donde se encuentra el asentamiento, otorgando un carácter de interés público a la gestión y la administración del espacio cultural. Es de los chilenos, administrado por el estado a través de sus organismos pertinentes. También puede ser de carácter mixto, incluir la colaboración público-privado, evidente. Lo que pienso es que a partir de la administración y/o propiedad del predio es posible iniciar el trabajo de sitio de manera sistemática.

Es imprescindible reconocer la deuda que tenemos en la Región de Los Lagos con Monteverde, y entre todos generar las condiciones para que ese museo sea una realidad. La colaboración público privada, incluso la cooperación internacional, cuando se trata de un aspecto tan importante para la historia humana, no debe escatimarse en esfuerzos.

Imagen: Ladera Sur/Miquel Moya