Celeste Painepan, orfebre Mapuche: “Mi familia me enseñó a que ser artesana es un modo de vida; una forma de caminar”

Celeste Painepan, orfebre Mapuche: “Mi familia me enseñó a que ser artesana es un modo de vida; una forma de caminar”

27 Octubre 2020

En esta entrevista, Celeste Painepan cuenta sobre sus inicios en la orfebrería mapuche, conocimiento que proviene de su linaje familiar, vinculado fuertemente a la naturaleza. 

Catalina Billeke >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Para el pueblo Mapuche la herencia familiar está muy vinculada al mundo de la naturaleza, por lo mismo Celeste con un discurso potente e inspirador dice que el linaje de su clan proviene del hermano puma, y que por lo mismo ella sacó la garra de este animal para mostrar su trabajo y conocimiento familiar; coraje que la ha llevado a ser una reconocida artista de la plata en el ámbito nacional e internacional, tan así que este mes fue una de las doce artesanos/as del país que expusieron su trabajo en London Craft Week.

Ver también: Rosabetty Muñoz y su discurso poético territorial [VIDEO]

¿De dónde proviene tu familia?

Mi papá viene de Cherquenco, de los pies del volcán Llaima; mi madre de Lautaro. Ellos se conocieron en Santiago; yo nací en la capital, y por eso me defino como una mujer huarriache de ciudad, a pesar de eso en mi familia nunca se perdió ese vínculo o la manera de ser Mapuche. En mi casa siempre estuvo prendido el fogón, y le agradezco enormemente a mis padres habernos dados una enseñanza de fogón, de estar todos reunidos en la ruka como en un útero.

¿De dónde viene este vínculo con la plata?

Mi hermano mayor es el platero, es por eso que yo este oficio lo aprendo por contemplación; mirando y jugando. Por otro lado, mis padres se encargaron de traspasarnos y darnos un oficio, lo que permitió desarrollarme en un lugar donde se puede aprender a ser artesano, que para nosotros es un modo de vida, una forma de caminar. De ahí nace mi raíz como platera, retrafe, y una mujer Mapuche que tiene un oficio, al igual que tantas otras mujeres potentes que se dedican a la cerámica, textilería, tejido, entre otros artes; ahora a lo mejor mi nombre suena más, pero hoy estamos viviendo una revitalización importante en este rubro.

¿Nos podrías explicar del rito Catán Cahuín?

En el pueblo Mapuche hay dos ritos importantes que se hacen en la infancia según si eres niño o niña; el Catán Cahuín es uno de éstos, es cuando a las niñas les perforan las orejas y nos presentan en sociedad -desde un punto de vista occidental. Es un hito espiritual que te conecta con tu linaje. En mi caso, mi abuela materna vino de Lautaro a Santiago a perforarme las orejas -subió al tren hasta un cordero . Hicimos una ceremonia, una rogativa, que desde mi mirada de niña pensé que era una fiesta, pero es mucho más que eso: desde ese día mi abuela me dejó un legado que perdura hasta el día de hoy; ese newén, esa fuerza y sabiduría influye mucho en todo lo que hago en mi día a día.

Hoy como mujer madura, como papay, siento que empecé a descifrar todos estos secretos o ciclos vitales. Esta manera de vivir occidental es depredadora; no nos permite siquiera sentarnos a reflexionar o contemplar la naturaleza , y en ese contexto la platería -como otros oficios- viene a enseñarnos el volver a conectar con lo esencial; es un lenguaje que al igual que los textiles, está muy conectado con la naturaleza, es desde ahí que sale íntimamente toda la simbología de las familias que hacen platería Mapuche.

La simbología Mapuche tiene muchos elementos del patrimonio natural, en este sentido ¿el territorio influye en el relato de cada joya?

Sí, por eso es tan importante saber de dónde uno viene. En este caso la familia Painepán proviene del territorio Pehuenche, en Mapudungún Paine es Celeste y Pan es un diminutivo Pangui, nuestro linaje viene del gran hermano puma y mi apellido materno Nicul significa veloz, entonces mis apellidos vienen a representar mucho de lo que soy, yo siempre digo que he salido con la garra del puma para mostrar este trabajo y linaje. La base de la platería es que cada familia tiene una simbología muy relacionada con la naturaleza, luego influye el territorio, por ejemplo, en la zona Pehuenche vas a encontrar otros ciclos y otros tipos de naturaleza, como el Pehuen la Araucaria, y por el sector Lafquenche están los peces, sirenas …. La Cosmovisión Mapuche es algo muy profundo, muy espiritual; vemos, observamos y sacamos la materia prima con todo el respeto y lo justo y necesario.

¿Cuál es el espíritu de hacer y portar estas joyas?

Creo que lo que estoy haciendo con mi trabajo -junto al equipo del taller- es muy importante. Trabajo que no es sólo mío, ya que hay muchas mujeres que se dedican a este tipo de joyerías que tiene un lenguaje, una misión: mostrarle al mundo lo que es ser Mapuche.

Puedes ver el trabajo de Celeste Painepan en su Instagram.