Compras por Internet y derechos de los consumidores

Compras por Internet y derechos de los consumidores

08 Enero 2008
En el comercio electrónico y las compras a distancia (teléfono, catálogos etc), los consumidores tienen los mismos derechos que en cualquier compra o contratación de servicio.
El Repuertero >
authenticated user Editor

Vía El aMaule, escrito por Alex Soto 

Los proveedores tienen las mismas obligaciones respecto a, por ejemplo, informar el precio final del producto, para que el consumidor sepa cuánto tendrá que pagar en definitiva para que el producto llegue a sus manos; informar de las restricciones relevantes que pueda tener la compra, o los trámites indispensables que debe hacer el propio consumidor para poder obtener lo comprado.

La última reforma a la ley se hizo cargo de este tipo de transacciones atendiendo su particularidad ya que ante una compra a distancia, los consumidores no tienen la misma posibilidad de conocer anticipadamente el bien o servicio con sus reales características. Por eso la ley establece una serie de requisitos específicos que se consideran como derechos y que por lo tanto los consumidores pueden y deben exigir. Si esos requisitos no se cumplen (por ejemplo, que no se entregue la información sobre las condiciones de contratación), no se forma el consentimiento del contrato y por lo tanto no es válido.

Es bueno tener presente que las compras virtuales no significan que el producto que compre y a quién se lo compre “sean también virtuales”. Es decir, la empresa debe ser perfectamente identificable por parte del consumidor. Y éste, además, al momento de recibir su producto, debe tener presente que le asiste el derecho a rechazar el producto o retractarse de la compra.

La ley entrega la posibilidad que en las compras a distancia, el consumidor se pueda retractar del contrato dentro de los 10 días desde que ha recibido el producto o contratado el servicio y antes de que se preste, salvo que el proveedor haya dispuesto expresamente lo contrario.

Es obligación del proveedor enviar una confirmación escrita del contrato, por vía electrónica o cualquier otro medio que garantice el debido y oportuno conocimiento al consumidor. De no ser así, el plazo de retracto se extiende a 90 días.

Usted también tiene derecho, como en toda relación consumidor-proveedor, a que se respete lo ofertado y publicitado.

Tenga en cuenta además que los bienes adquiridos por este medio o por comunicación a distancia tienen, como todo producto comprado nuevo, derecho a garantía por fallas o defectos, dentro del plazo de tres meses de adquiridos. Para los productos refaccionados o usados no opera la garantía, siempre y cuando ello sea debidamente informado el consumidor. Lo que debe informarse es su calidad de segunda selección.

La información del proveedor en medios electrónicos sobre sí mismo debe ser suficientemente clara y precisa, correcta y de fácil acceso para los consumidores, de manera tal que permita su identificación mediante nombre o razón social, domicilio principal, dirección de correo electrónico, u otra forma de contacto.

La información debe describir correcta y claramente los bienes y servicios ofrecidos, así como las ofertas y promociones, permitiendo a los consumidores una decisión informada sobre la conveniencia o no de realizar la transacción, así como que sea posible tener un registro de tal información.

Finalmente, en cuanto a la información relativa a la transacción, debe contener los costos, plazos de entrega, término, condiciones, formas de pago, restricciones o limitaciones de la compra, instrucciones de uso, alertas de seguridad, políticas de cambios, reembolsos y garantías.