Yoga para niños: la disciplina que aporta grandes beneficios a su desarrollo

Yoga para niños: la disciplina que aporta grandes beneficios a su desarrollo

05 Junio 2020

El yoga para niños nos enseña a perfeccionar la respiración natural y a aprender a mantenerla en todo momento ante las actividades cotidianas. Una respiración adecuada garantiza a los niños desarrollar una vida plena y feliz.

Carolina Lépez >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

El yoga es una disciplina que aporta grandes beneficios al desarrollo de los niños, además de ser una actividad ancestral que puede realizarse de manera muy divertida. Sus múltiples ejercicios aportan un gran equilibrio físico y psíquico fortaleciéndole los niveles de resistencia a su organismo. El objetivo del yoga es equilibrar nuestro cuerpo físico y emocional para llevar una vida saludable y equilibrada: la relajación es un elemento básico y primordial en esta fascinante práctica.

El yoga infantil, está diseñado para preservar la técnica de respiración natural en los niños. La idea es mantener la originalidad de la respiración. Cuando somos niños ejecutamos la respiración de manera natural llevando el aire hasta el abdomen e inflándolo como si se tratase de un globo. Esta respiración es innata y garantiza una salud equilibrada tanto física como psíquica. El yoga posee los principios fundamentales de regresar al hombre a los origen de su concepción. El yoga para niños nos enseña a perfeccionar la respiración natural y a aprender a mantenerla en todo momento ante las actividades cotidianas. Esta respiración garantiza a los niños desarrollar una vida plena y feliz.

Practicar yoga desde pequeños:  una experiencia de vida

Esta disciplina está compuesta básicamente por respiraciones profundas mediante la ejecución previa de movimientos psicomotrices, bailes, juegos, entre otros. Estas actividades iniciales para el yoga infantil son, indispensables para la perfecta ejecución de las asanas o posturas, a modo de calentamiento previo y/o acondicionamiento del cuerpo. Para el disfrute de esta disciplina se deben adecuar los ejercicios sin movimientos llamados asanas, de una manera más simple con la finalidad que se integre a la edad correspondiente de cada niño. Es importante que la persona que guíe esta práctica, se haya especializado para así garantizar a los niños una práctica de calidad que logre superar las expectativas que ellos tienen ante esta ancestral disciplina.

La manera de trabajar de cada postura, se debe a la sabiduría que podemos encontrar en la naturaleza. La representación en los ejercicios de figuras de animales, árboles, entre otros, ayudará a los niños a identificarse plenamente con cada una de estas magníficas ejecuciones. Uno de los principios básicos del yoga es la armonización de la mente con el cuerpo. La esencia de esta práctica nos dice que “la mente controla el cuerpo”, por esta razón cada ejercicio debe ir coordinado con la respiración y la mente.

Mantener la calma en estos momentos tan difíciles que estamos pasando como sociedad, se hace cada vez más complicado hacer frente a la incertidumbre y responsabilidades que tenemos que cumplir día a día. Qué difícil es disfrutar de esta calma cuando miramos a nuestro alrededor y tenemos que hacer labores domésticas, acompañar a nuestros hijos con sus clases y tareas online, pensar en el trabajo que tenemos pendiente y cada vez nuestros hijos más irritables al igual que nosotros, estamos agobiados, sensibles y con temores.

Una alternativa en estos momentos para ir en busca de un espacio de bienestar es, recurrir a hacer ejercicios de respiración junto a nuestros hijos.

Aquí va un ejemplo que puedes poner en práctica junto a ellos. Se trata de la “Respiración Optimista”: primero frota las manos varias veces hasta sentir un calor tibio, luego llévalas hacia tu corazón, inhalando y exhalando y buscando un pensamiento optimista, alegre y esperanzador que te acompañe. Puedes realizar este ejercicio cada día, todas las veces que quieran. Te ayudará a sentirte mejor, en calma y a visualizar un futuro esperanzador que te acompañe.