Si Gana Piñera también Gana MEO

Marco Enríquez-Ominami sabe que el éxito de su proyecto político la “nueva mayoría” depende ahora del fracaso de Eduardo Frei en el balotaje. Por Matías Carrozzi.
Imagen de Matias Carrozzi
920 Lecturas
16 de Diciembre, 2009 15:12
Mientras algunos pierden el tiempo inflando la reciente contratación de la Carolina Tohá como jefa de la campaña para la segunda vuelta de Eduardo Frei, incidente que a mi juicio no tiene mayor importancia a estas alturas, me gustaría poner sobre la mesa un aspecto que estoy seguro al Gobierno aterroriza mucho más que los 15 kilómetros de ventaja que lleva Sebastián Piñera y es que, pasados ya los chancacazos del domingo, es indudable la determinación de Marco Enríquez-Ominami de formalizar aquel 20% de apoyo en un proyecto político que hasta el minuto lo conocemos como la “nueva mayoría” y que lo tienen recorriendo nuevamente el país como si éste hubiese pasado al balotaje; plan que por cierto dependerá en gran medida, escúchenlo bien, de cerciorarse de que Eduardo Frei fracase en su intento por llegar a La Moneda.
Esto no quiere decir que Marco saldrá a respaldar a Piñera así tan campante, ni mucho menos, pero es evidente que después de ver que sus solicitudes no tuvieron eco en los partidos de la Concertación y que los dirigentes que tanto criticó siguen en sus asientos vivitos y coleando, ojo, pese a los paupérrimos resultados electorales (especialmente los del PS), es razonable y no descabellado anticipar que si Frei logra remontar la brecha que lo separa del candidato de la Coalición por el Cambio, el deseo político de la “nueva mayoría” se vería retrasado significativamente. Un gobierno con los mismos personajes empujaría a MEO a una lucha casi perpetua por el liderazgo de la izquierda, porque seamos francos, pucha que es difícil batallar teniendo a los Gárgamel’s con presupuesto y seguros por cuatro años. ¿O no?.
En cambio, un fracaso de la Concertación catapultaría a Enríquez-Ominami a una situación insuperable. Se convertiría, la noche del 17 de enero, en la fuente de salvación de los militantes y simpatizantes que aún comulgan con las estructuras oficialistas. Personas que se sienten afines al ideario de la Concertación, pero que un fracaso los dejaría, además de aturdidos, bastante permeables para reconocer que “marquito” tenía la razón.
Así las cosas, Marco Enríquez-Ominami depende del triunfo de Sebastián Piñera si es que pretende liderar en serio el escenario político que le permita mirar con optimismo el 2014. ¿Porqué?. Simple, Michelle Bachelet ya dejó su inscripción firmada y Ricardo Lagos hace lo suyo por su lado.
Finalmente y como comenté en un columna anterior, Eduardo Frei cometió el error de creer que polarizando las cosas a punta de arengas ochenteras las cosas pintarían para mejor. Nada más lejano del sueño oficialista y es que suponer que por colocar a personas que tuvieron sus quince minutos de fama, descienden de una familia “golpeada por la historia” o hablan de corrido, es no entender el mensaje del domingo y que su única opción es deshacerse de las actuales estructuras dando un giro radical a las cosas. Es poco probable, más tomando como guía su historia política, pero si Frei lograra reemplazar en breve a las directivas de los partidos que lo apoyan, podría anular el esfuerzo y eslogan de MEO, proporcionando una señal más creíble para el electorado que votó por el díscolo Diputado, algo así como “ahora si que si”.
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

7 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de José Córdova G.

Para el 17 de enero la

Para el 17 de enero la Concertación, el Juntos Podemos y parte de "la Nueva Mayoría" serán la oposición.

Sabemos que un importante porcentaje del voto del Juntos Podemos irá a Frei, que otra parte de los que se acercaron a Enríquez-Ominami (desconcertados de última hora) porque consideraron que era una alternativa de triunfo y así no perderían "tanto", también votarán por Frei.

Sin embargo un ínfimo porcentaje de los votos de Marco Enríquez (desconcertados también) votarán por Piñera (dependiendo de las negociaciones de sus votos) y otro porcentaje del mismo ME-O votarán por Piñera por la cercanía de su origen (gente de derecha que apoyó a ME-O). También tenemos a aquellos que se encantaron con el "Proyecto de País" propuesto por Marco, quienes no se sienten cómodos ni con Piñera, ni con Frei, los que anularán su voto y escribirán en él un "Marco por ti".

Si sumamos esto y restamos allá, tenemos que el candidato de la Concertación no tiene ninguna chance de siquiera empatarle a Piñera, puesto que a Piñera le bastarán sólo 2/3 de los votos de ME-O para imponerse como el "Presidente de TODOS los chilenos".

En el hipotético escenario de que Eduardo Frei logre TODOS los votos del Juntos Podemos (recuerden que varios de ellos anularán también) y las 3/4 partes de los votos de Marco Enríquez, tendríamos al Senador DC como presidente, poniendo un escenario (insisto hipotético) bastante favorable para el "Marquismo", MEOISMO o "Nueva Mayoría", poniéndonos en el caso que ese "hipotético" gobierno siga el mismo derrotero que han seguido los anteriores gobiernos Concertacionistas. A Marco se arrimarían tarde o temprano muchos adherentes, haciendo con esto un escenario ultrafavorable a Enríquez en las elecciones de diciembre del 2013.

Sin embargo un escenario en el que Piñera sea el presidente, deja a ME-O en una posición más incómoda, pues las "arcas fiscales" están llenitas de dinero, las que permitirán a la Alianza hacer y tomar medidas ultrapopulistas (bono marzo, pagar deudas históricas, mejorar salud y educación), que "taparán la boca"a aquellos agoreros que ahora dicen que "un gobierno de la derecha será un retroceso".

Un gobierno exitoso de la derecha le abre las puertas a un posible nuevo periodo, haciendo que Marco sea uno más de los líderes que surgirán de las diferentes filas políticas, líderes más jóvenes y con apoyo de partidos.

¿Conclusión?... para Marco Enríquez-Ominami es más ventajoso -políticamente hablando- tomar la posición de ser oposición de un 5° gobierno Concertacionista, que ser oposición de un Gobierno de derecha, liderado por Sebastián Piñera.

Recordemos que "toda escoba nueva barre bien" y que difícilmente esa "escoba" se deteriore en apenas 4 años.

Un abrazo y felices fiestas navideñas les desea,

José Córdova

Imagen de H Merino

En cualquiera de los

En cualquiera de los escenario, gane o pierda Frei, no va hacer fácil para Enríquez estructurar en un partido a sus adherentes. Estos son variopintos. Van desde neoliberales y sistemicos, como Fontaine que acaba de adherir a Piñera, hasta chavistas y partidos antisistema como el Humanista. Su votación es absolutamente transversal, y el lo sabe, por eso es que no puede dar ordenes, como el PC. No se lo que vaya a pasar con el, nadie lo sabe. El tampoco, pero no le veo mayor futuro. Lo más probable es que siga siendo un discolo, inconformista, tratando de estructurar burbujas de jabón. Es una pena, pues muchos que votaron por él, me incluyo, no podrán ver la continuidad de sus proyectos en un referente. En Argentina pasó lo mismo con Chacho Alvarez.

Imagen de Humberto M.

En cualquiera de los

En cualquiera de los escenarios, gane o pierda Frei, no va hacer fácil para Enríquez estructurar en un partido a sus adherentes. Estos son variopintos. Van desde neoliberales y sistemicos, como Fontaine que acaba de adherir a Piñera, hasta chavistas y partidos antisistema como el Humanista. Su votación es absolutamente transversal, y el lo sabe, por eso es que no puede dar ordenes, como el PC. No se lo que vaya a pasar con el, nadie lo sabe. El tampoco, pero no le veo mayor futuro. Lo más probable es que siga siendo un discolo, inconformista, tratando de estructurar burbujas de jabón. Es una pena, pues muchos que votaron por él, me incluyo, no podrán ver la continuidad de sus proyectos en un referente. En Argentina pasó lo mismo con Chacho Alvarez.

Imagen de Leticia Virot

MATIAS.. Marco

MATIAS..

Marco Enríquez-Ominami sabe que el éxito de su proyecto político la ?nueva mayoría? depende ahora del fracaso de Eduardo Frei en el balotaje. Señalas tu estimado Matías?.permíteme disentir?el proyecto político de Marco no pasa por el resultado de lo que viene, es mas allá de eso.

Si no se hace esa lectura?quiere decir que no se entiende al 20 y tantos % de los chilenos que votaron por el.Los que pedimos a gritos un cambio real de fondo y forma?.

Y el Mismo Marco lo ha dicho en publico y en privado, Frei y Piñera NO son un cambio real, para el y los que pensamos como el?

Ahora la pregunta es.¿Por quien votaremos?....cada cual es libre de votar por el que considere el mal menor.

Saludos Matias

Un abrazo.

Imagen de Andrés

Creo que su análisis

Creo que su análisis contiene un error en el escenario de Ganar Piñera, MEO no tiene nada que hacer¡¡..no tiene estructura territorial, soporte partidario, no tendrá parlamentarios, ni tampoco una importante cantidad de alcaldes relevantes. En cambio, si tendrán camara y estructura partidaria los Rossi, Harboe, Orrego, Undurraga, Rincón, Quintana, Walker entre otros, competidores naturales y generacionales de MEO. Además MEO comete un error gravisimo al no pronunciarse respecto de la Segunda vuelta y mientras más se demore, demostrará que no conduce y su 20% lo capitalizarán aquellos que ya muestran señales de desborde al interior de su comando, ante el silencio del "lider". Por lo demás para la izquierda no es fuente de salvación ni inspiración programatica, dadas sus vacilaciones. Tuvo su momento y no da señales de aprovecharlos. en los proximos días el tema no es como votará MEO, eso no importará, ni para la concertación, ni para la alianza, sino que el esfuerzo estará en sus votantes, en atraerlos, seducirlos...por tanto, MEO será un buen recuerdo... A los lideres se les exige posición, opinión, conducción y me parece que el cheque a fecha se está quedando sin fondos..

Imagen de daniel Perez

que buena columna, estoy de

que buena columna, estoy de acuerdo contigo, soy de aquellos que creen en que la concertación es la mejor opción para chile, no voy a enumerar razones, ese no es el punto, pero también soy de los que cree que si no salen los "viejos chanchos" lease especialmente escalona, Frei y el futuro de la concertación como la conocemos hoy, está liquidado. Pero Marco Henríquez Aminome.. a mi no me engrupe.

Imagen de JUlio

Grande Carozzi... le diste

Grande Carozzi... le diste medio a medio con tu articulo.

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.