¿Sabes qué es la Resiliencia?: Rol del profesor en el Proyecto Acompáñame a Crecer

Este término podría conceptualizarse como la capacidad para enfrentar las adversidades de la vida, re-significarlas e, inclusive, ser transformados(as) por ellas.Por Ana María Morales
Imagen de Ana María Morales
3,629 Lecturas
11 de Junio, 2008 07:06
La escuela siempre ha ocupado un importante lugar en nuestro espacio vital, independientemente del grado de satisfacción que esta experiencia haya generado en nosotros.
Pasamos muchas horas de nuestra infancia y adolescencia en sus dependencias, con frecuencia organizamos nuestra vida tomando como referencia sus horarios y fechas importantes, construimos sólidas amistades con quienes pudimos experimentar y aprender de la vida, formamos redes de apoyo y, además, en nuestros recuerdos probablemente esté ese(a) profesor(a) que de algún modo marcó nuestras vidas.
Compartimos gran parte de nuestra etapa escolar con los(as) profesores(as), por tanto es presumible que su labor haya tenido especial importancia para nuestro desarrollo social, cognitivo, moral y afectivo. Tal vez tuvimos la oportunidad de formar un vínculo significativo, que favoreció en nosotros sentimientos de seguridad y protección y que en más de alguna ocasión moderó nuestra angustia.
Esta posibilidad que ofrece la labor docente es particularmente relevante en el caso de aquellos niños y niñas vulnerables, quienes pueden encontrar en el/la profesor(a) una figura de apego que favorezca en ellos un desarrollo resiliente.
¿Y qué entendemos por resiliencia?
Este término podría conceptualizarse como la capacidad para enfrentar las adversidades de la vida, re-significarlas e, inclusive, ser transformados(as) por ellas. Es decir, transformar el sufrimiento de tal forma que, en lugar de dificultar nuestro bienestar, potencie nuestro desarrollo y despliegue nuevas opciones de mejoramiento.
Con esto, lo que en el fondo se está dando cuenta es que hay personas que, pese presentar múltiples factores de riesgo o por más dificultades que tengan que atravesar, de todas formas logran sanar sus heridas y aprender de las experiencias dolorosas, transformando el sufrimiento en oportunidades de mejoramiento de la calidad de vida y desarrollo personal. Además, se quiere decir que una de las condiciones más relevantes que favorecerían el desarrollo resiliente sería contar con al menos un vínculo significativo, y éste podría ser el profesor.
Y este es el caso de los(as) profesores(as) que colaboran con el Proyecto Acompáñame a Crecer de la Escuela de Psicología de la Universidad Austral de Chile, que tiene por objetivo favorecer el desarrollo resiliente de niños y niñas beneficiarios del Programa Habilidades para la Vida.
Para lograr esto, estudiantes de 4º año de Psicología, mediante los saberes de la Psicología Educacional, trabajan autoestima, hábitos de estudio y vinculan la familia con la escuela.
Los profesores que colaboran con este proyecto lo hacen desde su vocación de servicio y la convicción profunda de que todos pueden aprender, independientemente de lo adverso que pueda resultar el contexto o de los vaticinios de los diagnósticos.
Generosamente invierten su tiempo y energía en un trabajo conjunto con el estudiante de psicología UACh, la familia y el/la niño(a), articulándose una red protectora. Estos profesores sin duda alguna constituyen un vínculo significativo para los niños beneficiados, favoreciendo su desarrollo resiliente y, por consiguiente, abriendo posibilidades de mejoramiento de la calidad de vida.
Durante el año 2007 fueron beneficiados 12 niños y niñas con el Proyecto Acompáñame a Crecer; este año, ya son 14. Se espera que el próximo año puedan ser muchos más. Gracias a todos los profesores(as) que han hecho realidad que estos niños y niñas se permitan soñar con un mundo mejor para ellos y sus familias.
¿Cómo son estos profesores?
- Son efusivos y claros al reconocer lo que los niños han hecho correctamente. Si no cumplen con lo que esperaban de ellos, les dan otra oportunidad explicando un poco más cómo podrían lograrlo.
- Generan un clima que posibilite la creatividad.
- Generan un clima emocional cálido, participativo, interactivo, donde se reconoce el aporte de cada niño.
- Refuerzan frecuentemente los logros de los alumnos frente al grupo (estos logros son reales, sin exagerar).
- Muestran confianza en las capacidades y habilidades de los niños.
- Incentivan a los niños a tomar responsabilidades, les demuestran que se confía en ellos.
- Exigen metas que el niño puede alcanzar con un esfuerzo razonable y evalúan el logro con un criterio apropiado al niño.

Pori Mag. Ana María Morales Haeussler
Psicóloga Educacional
Encargada Área Psicología Educacional
Escuela de Psicología
Universidad Austral de Chile
Campus Puerto Montt


Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.